Momentos que unen

Casi todos nuestros amigos han vuelto al trabajo, la vida rutinaria y los horarios esculpidos. Parece que quedan atrás esos momentos que unen, los paseos por la playa, las horas sin reloj junto a una cervecita fría, el deporte al atardecer…

Hoy mismo me comentaba un amigo que ya está harto de sus compañeros, y sólo lleva cuatro días en el despacho. Me ha dado que pensar. Igual es porque hago lo que me gusta, pero en nuestro lugar de trabajo se crean momentos que unen. Hay opiniones diversas, diferentes enfoques y puntos de vista, pero tenemos claro que la unión hace la fuerza.

Cuando nos damos una vuelta por nuestra increíble ciudad para coger nuevas ideas, y nos acercamos al mar para ver qué nos puede regalar, nos damos cuenta de que es bueno ir más allá de las cuatro paredes. El agua salada rozando cariñosamente los pies, y la Isla de Santa Clara siendo testigo mudo de nuestros avances, hace que nuestro trabajo merezca la pena. Porque creo que entre todos tendríamos que buscar momentos que unen, dejar de lado las diferencias y buscar las coincidencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *